Sede Alianza

Historia de la Alianza Francesa de Mérida

La cordillera de los Andes cruza el continente entero y se prolonga, en Venezuela, hasta el Mar Caribe. A los pies de las más altas cumbres de la Sierra Nevada, se extiende una larga banda de tierra en inclinación suave. Acá decidieron los españoles establecer la ciudad de Mérida: el clima era primaveral, el agua corría abundantemente y los árboles siempre estaban cargados de frutas y flores.

Sede de una expresión artística sin equivalente desde antes de la llegada de los españoles, y centro cultural durante la colonia, Mérida sigue siendo apreciada en nuestros tiempos como la capital cultural de Venezuela

La ciudad, que cuenta más de 350.000 habitantes, se sitúa a menos de una hora de los aeropuertos internacionales de Caracas y Maracaibo, a los cuales se enlaza por varios vuelos cotidianos. Su vida gira en torno a la imponente Universidad de Los Andes, segunda universidad del país por su importancia, motor de la vida cultural.

Venezuela es el último país de América Latina donde se establecieron las alianzas francesas, la de Mérida nació en abril de 1988. Esta joven alianza fundada por numerosos universitarios contaba en su comité fundador con un solo industrial. Este hecho refleja bien la situación de la ciudad, privada de industrias, reposando principalmente sobre la Universidad y sus oportunidades turísticas.

Desde su nacimiento, la alianza representó un papel importante en la vida cultural de Mérida y llegó a ser un lugar del mestizaje cultural.

A las actividades tradicionales de la enseñanza del francés, la alianza añadió actividades para niños, varios talleres de iniciación artística, cursos de español para extranjeros. Sus espaciosos locales, agradables y bien ubicados, le permiten ofrecer numerosas exposiciones en su galería de arte "l'Imaginaire", y también probar en ocasiones la cocina francesa en sus instalaciones: un rincón francés en el corazón de los Andes, en medio de los cafés y de las palmeras, bañado de luz, y en un clima idílico.

Una de las tareas esenciales de la asociación, claro está, es de recibir y financiar los proyectos artísticos propuestos a través de los servicios culturales de la Embajada de Francia en Venezuela, en colaboración con la Universidad de Los Andes y las entidades culturales del Estado.

He aquí nuestra alianza: un verdadero paraíso en los trópicos. Por supuesto, todo lo que les ofrecemos no se resume en estas líneas. Quedan seguramente agradables sorpresas... les invitamos a venir para descubrirlas



Volver